Bienvenidos a Tirapiedra.com

Publicidad

UTESUR dedica su septuagésima graduación al periodista Miguel Franjul

Mensaje a los egresados: “Van a tener que enfrentarse a esos retos, pero háganlo con la misma fe y esperanza con la que los gestores de esta universidad se fajaron para lograr su materialización. Háganlo sin miedo, pero sigan estudiando, sigan aprendiendo y, sobre todo, también sean compasivos”.

Bajo una calurosa tarde de otoño, la Universidad Tecnológica del Sur brindó el pasado domingo una emotiva distinción al director de Listín Diario, Miguel Franjul, con una dedicatoria de su septuagésima graduación de profesionales que este año sumó una matrícula de 384 egresados.

Ese día, la academia de estudios superiores también conmemoró su 44 aniversario, de cuyos orígenes Franjul fue parte activa y un impulsor permanente de su desarrollo y afianzamiento, a través de los medios de comunicación, especialmente de este diario.

Al tomar su turno durante la jornada, la rectora María del Rosario Melo, en un mensaje a los egresados, los instó a “seguir buscando el conocimiento y desafiando los límites de lo que creen posible”.

También expuso que, en el área académica, el decanato de posgrado de la Utesur cuenta con 454 participantes en programas de la institución, y en convenios con el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio(Inafocam) y el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt).

En efecto, se están desarrollando doctorados, maestrías y especialidades, citando el caso de la alianza estrategia con la Universidad Ignacio Agramonte Loynas de Camaguey, de Cuba, donde 37 doctorandos de la región Sur se están formando en Ciencias de la Educación. Están becados por el Inafocam y el Mescyt.

Además, más de 150 maestrantes lo están haciendo en lingüística aplicada a la enseñanza del nivel secundario.

De los graduados este fin de semana, de cuyo grueso más del 80 por ciento pertenece al género femenino, por encima de 100 recibieron sus títulos gracias a becas otorgadas por estas instituciones, mientras un centenar de maestros cursan especialidades de matemáticas orientadas a la enseñanza del nivel secundario.

UN MOMENTO ESPECIAL

Al referirse a la dedicatoria del evento a Franjul, la rectora explicó que el motivo fue “la generosidad y el apoyo invaluable que hemos recibido desde siempre de este extraordinario ser humano”.

Dijo que el director de Listín Diario, cuya madre, fallecida, nació en Azua, y su padre, también fenecido, era banilejo, “no ha escatimado esfuerzo para brindar su colaboración y apoyo inestimables que han contribuido significativamente al éxito de nuestra institución”.

El periodismo, indicó Rosario Melo, “no es sólo una profesión; es una vocación. Requiere pasión, curiosidad y un compromiso inquebrantable con la búsqueda de la verdad y la defensa de la justicia”.

A seguidas, apuntó que desde la dirección del Listín Diario y otros medios, Franjul “ha sido un guardián de la verdad y un permanente defensor de la democracia.

CONSEJO TOMÓ DECISIÓN UNÁNIME

Según la ejecutiva universitaria, ha sido esta trayectoria de vida, aportes constantes y sus condiciones humanas especiales que el consejo académico tomó en cuenta, y luego ratificó el consejo de directores de Utesur, para decidir a unanimidad dedicar la septuagésima graduación a Franjul, un acto que, asegura, “enorgullece a los dominicanos”.

En 2005, la Utesur otorgó a Franjul el título Doctor Honoris Causa en Periodismo. La distinción de este domingo último se produjo dos días después del Honoris Causa entregado por esa universidad al presidente Luis Abinader.

HABLA FRANJUL

Visiblemente emocionado por la entusiasta bienvenida de los consejos de docentes y de directores y los nuevos investidos en la tierra de origen de su finada madre, Antonia Luisa Bucarelly Méndez, el director de Listín Diario, acompañado de su esposa, la periodista Wendy Santana, dijo que para él la distinción significaba “una honra”.

Justamente ocurrió, dijo, “en el momento que Utesur está cumpliendo 44 años de haber coronado una historia de triunfos, una historia de perseverancia, una historia de grandes contribuciones al desarrollo material social y humano de la región Sur, especialmente Azua”.

“Cuando leí una pequeña biografía de mi trayectoria como periodista noté que faltaba un dato muy importante: el hecho de que siendo un joven reportero del Listín diario tuve el contacto con algunos empresarios que en esos momentos estaban gestionando la creación de una universidad”.

Para Franjul, “aquello era un sueño” que estaba “en la mente de esos grandes hombres: cómo establecer una universidad en Azua”.

«ME SUMÉ A ESA CAMPAÑA»

Había que cumplir con muchos requisitos en ese tiempo y entonces, de muy buen agrado y con mucho entusiasmo, “me sumé a esa campaña, a esa gestión. Vine muchas veces aquí, a Azua. donde no había nada, no había esta universidad”.

“Hicimos todos los reportajes que hacían falta para que la sociedad dominicana se sensibilizara sobre esta universidad y, finalmente, luego de una labor mediática muy intensa, se pudo establecer esta universidad que cumple hoy 44 años”.

Al manifestar su complacencia por el avance de Utesur, declaró sentirse “verdaderamente enorgullecido de ver esto materializado, en crecimiento y en una clara muestra hacia la innovación. En un momento donde hay grandes retos para las universidades, especialmente para nosotros los seres humanos”.

UN MUNDO RETADOR

En un mensaje a los egresados, les advirtió de que “van a encontrar por delante un mundo complejo, un mundo retador, porque se están sucediendo muchos cambios, no solamente en cambio climático, sino también un cambio en la posesión del poder industrial, reajustes en todas las sociedades, que, por un lado, suplantan valores fundamentales para cambiarlos por otros”.

“Ustedes van a tener que enfrentarse a esos retos, pero háganlo con la misma fe y esperanza con la que los gestores de esta universidad se fajaron para lograr su materialización. Háganlo también sin miedo, pero sigan estudiando, sigan aprendiendo y, sobre todo, también sean compasivos”, añadió.

El gran papel de ahora en adelante es, aconsejo Franjul, “aparte de ser los libros, es el de llevar los conocimientos a nuestra sociedad para ver si con ello podemos mejorar un poco más el mundo en que vivimos”.

UN VÍNCULO BASTANTE FUERTE

“Soy azuano, porque mi madre nació aquí, y mis tías fueron también educadoras eminentes que se destacaron también aquí en Azua y en Baní”, dijo. “El vínculo que tengo con Azua es bastante fuerte y desde este momento, así como lo hice hace más de 45 años, así me comprometo a ayudar a esta universidad a desarrollar nuevos planes de expansión, y vamos hacer todos los esfuerzos para que el gobierno, sensibilizado, aporte más recursos para asegurar el crecimiento, no solamente físico, sino también de la calidad universitaria de la Utesur”, concluyó.

 

Comparte esta noticia:

Publicidad
También puede interesarte