Bienvenidos a Tirapiedra.com

Publicidad

Matan hombre en confususo incidente ocurrido en Villa Central, Barahona

Por Benny Rodríguez
 
Barahona.- Luis David Disla, como cada día de la semana laboral llevó a su mujer a la Escuela Básica “María Montéz”, del sector Los Solares de Milton, ubicada en Villa Central, pero ni él ni ella, jamás pensaron que este sería el último día en que lo haría, ya que desalmados le arrancaron la vida cuando venía de regreso del centro educativo a su casa para quitarle su motor.
 
A plena luz del día, desconocido, interceptaron a Disla cuando se desplazaba desde el referido centro educativo, luego de llevar a su pareja a trabajar la escuela, por la calle primera del sector Valle Encantado, Villa Central y desconocidos le asestaron un “machetazo” en la garganta que literalmente le despegó la cabeza.
 
Al lugar de la tragedia que provocaron delincuentes, hasta el momento sin identificar, se presentaron miembros del Dicrim, Policía Preventiva y regular, adscrita a la Dirección Regional Sur de la Policía Nacional (DRSPM), a investigar lo sucedido.

Al parecer los desconocidos que le mataron de un solo machetazo en la garganta le sustrajeron el motor en que se desplazaba, mientras su mujer, que lloraba desconsoladamente y que no recordó a dar su nombre “gritaba” a su joven marido a quien delincuentes le quitaron la vida para sustraerle su motor.

 
Aún estaba vivo y nunca llegó el 9-1-1
 
Cuando vecinos se percataron de lo sucedido salieron a darle auxilio al joven Disla, que según dijeron a reporteros de #LaLupadelSur aún estaba vivo.
 
Pero Delio Pérez, residente en el sector Valle Encantado, dijo que en contra del joven jugó la incapacidad del Sistema Nacional de Emergencia 9-1-1 que según narra “nunca llegó” para prestar asistencia de primeros auxilios a Luis David y llevar el joven a la emergencia del Hospital Regional Universitario Jaime (HRUJM) o al que está más próximo, al lugar del hecho: Hospital Jaime Sánchez, del antiguo Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS).
 
“Cuando estaba aún vivo llamamos al 9-1-1, pero una ambulancia ellos nunca llegó para darle los primeros auxilios a este joven que finalmente murió desangrado producto de la herida de arma blanca en la garganta que le infirieron desconocidos para robarle su motor”, dijo Pérez.

Comparte esta noticia:

Publicidad
También puede interesarte