Bienvenidos a Tirapiedra.com

Publicidad

Los Pilones de Azua: una herencia taína

Parte de estos artículos son vendidos en el famoso Puente Los Pilones, el cual se encuentra entre Azua y Baní

Los pilones son una herencia de las indumentarias que dejaron los taínos a la gastronomía criolla y la entrada a la provincia Azua está adornada con ellos. La venta de estos representa el sustento de muchas personas que viven en la provincia.

Además de los tradicionales pilones, que se utilizan para dar el incomparable sabor criollo a los alimentos, los vendedores también ofertan barricas, cucharas, copas, cucharones, tenedores de madera, que compran en fábricas ubicadas en la comunidad de Las Carreras, donde son fabricados en tornos, por reconocidos artesanos. También venden figuras fabricadas en maderas como flamencos y papagayos, entre otras.

Las artesanías son elaboradas con madera, principalmente del guayacán, un árbol noble que crece en la zona.

Los colores de la madera son resaltados con una o varias capas de barniz, que hacen que resalte el brillo de las artesanías.

Las casetas están agrupadas en Boquerón, a orillas de la carretera Francisco del Rosario Sánchez, que lleva desde la capital a los pueblos del sur del país.

La carretera del sur es una importante vía de transporte que conecta a las principales ciudades del sur, como Santo Domingo, Baní, Azua, Barahona y Pedernales. También tiene ramales que te llevan a San José de Ocoa, San Juan, Bahoruco e Independencia.

 

 

Esta carretera se ha convertido en una importante vía comercial, donde se compran y venden productos agrícolas y otros bienes que produce la región.

En esta vía, a la entrada de Boquerón, la señora Cristina Ogando, conocida como “La Roja”, narró sus vivencias como vendedoras de pilones en el lugar.

“El señor me trajo aquí, desde el ciclón Georges. Me levanto desde las 7:00 de la mañana y a veces me voy a las once de la noche. El día que vendo bien y el día que no vendo la gloria es de Dios”, dijo La Roja quien tiene 77 años de edad.

La Roja tiene un pequeño puesto, justo antes de llegar al puente conocido como Los Pilones, donde se comercializa esta obra artesanal.

Fabricación

La venta de pilones en Azua, es una tradición que se remonta a años atrás. Son conocidos por su calidad y durabilidad, ya que se elaboran con maderas nobles.

Son resistentes a la humedad y a las inclemencias del tiempo y se pueden encontrar en una variedad de tamaños y formas, para adaptarse a las necesidades de cada cocina.

Se utilizan para majar el plátano para hacer un rico mofongo o triturar sazones como el ajo y otros productos que dan un toque único a la comida dominicana.

Estas bellezas, son una parte esencial de la cocina y se utilizan para preparar una variedad de platos tradicionales.

Los precios de los pilones varían en función del tamaño, la forma y la madera utilizada. Los pilones pequeños suelen ser vendidos entre 250 y 1000 pesos dominicanos, mientras que los pilones grandes pueden costar entre 5 mil hasta 15.000 pesos. También venden barricas para ron y vinos cuyos precios oscilan entre 2, 000 y 4, 000 pesos.

Puente Los Pilones

Es un puente de hormigón armado que se encuentra sobre el río Ocoa, en la carretera que une las ciudades de Baní y Azua, en la República Dominicana.

Según vendedores, el puente fue construido en la década de los 70 y tiene una longitud de 200 metros. Desde entonces hay personas vendiendo pilones en el lugar.

Es conocido debido a los puestos de venta de pilones que se encuentran a ambos lados de la carretera, siendo un importante punto de acceso a la región sur del país.

Esta obra ha sido testigo de muchos acontecimientos históricos, incluido el paso de la tormenta tropical Isaac en 2012, que provocó el colapso del puente.

En el 2013 fue reconstruido y ha sido utilizado para ir al sur del país desde entonces, arraigado como un símbolo de la cultura y la historia de esta hermosa región sur de la República Dominicana.

Al lado del puente se encuentra un puesto de chequeo militar inaugurado en el 2013, para reducir todo tipo de acción ilícita y contribuir a bajar los niveles de delincuencia en esa zona.

Los Pilones es un lugar popular para visitar, ya sea para comprar pilones o simplemente para disfrutar el ambiente.

Puestos de venta

Los puestos de venta de productos agrícolas, como guineos, uvas y pilones se han convertido en una importante fuente de ingresos para los pueblos a orillas de la carretera Sánchez, la cual conecta la capital de la República Dominicana con la región sur del país.

Esta carretera se ha convertido en una importante vía comercial, donde se compran y se venden productos agrícolas y otros bienes que produce la región.

En la ruta también encontramos puestos de ventas de coloridos guacamayos y otros artículos en madera para adornar nuestro hogar.

Por:Genrris Agramonte

Comparte esta noticia:

Publicidad
También puede interesarte