Experiencia de Bolivia

10
245

El Dr. Julio Cesar Castaño Guzmán, Presidente de la Junta Central Electoral, la semana pasada anunció que había contratado una firma internacional de nombre Deloitte & Tourche, para auditar el sistema de votación, según informe dicha firma es de origen costarricense, la cual fue acogida para realizar la auditoría forense a los equipos del voto automatizado utilizados en las primarias del PLD y el PRM el 6 de octubre.

Un sector opositor encabezado por La Fuerza Del Pueblo, PRSC, PQDC, BIS Y PUN que lidera el ex expresidente de la República Dominicana, Dr. Leonel Fernández, delegados ante la Junta Central Electoral de los partidos antes mencionado Leyeron un documento en que expresan que objetan el procedimiento llevado a cabo por el presidente de la JCE Julio Cesar Castaño Guzmán para otorgar de una manera que se considera ilegal el contrato a la empresa Deloitte &Tourche para la auditoría al sistema de votación, por considerar que la declaratoria de urgencia no es óbice para omitir los principios y reglas esenciales de todo procedimiento de contratación pública.

El pueblo dominicano sabe muy bien que las primarias de 6 de octubre estuvieron plegadas de irregularidades para impedir que él Dr. Leonel Fernández ganara dicha primarias, las irregularidades fueron de tal magnitud que la Organización Participacion Ciudadana en su último informe dijo que él Candidato electo por el PLD fue de forma no legitima.

República Dominicana tiene en su haber 54 años de democracia, desde el año 1966, se han celebrado elecciones presidenciales cada cuatro año de forma consecutivas, y aún así un sistema que ya es adulto, con altas y bajas, hay que seguir trabajando para superar todos los obstáculos que conlleva mantener un sistema cómo el que decidimos vivir.

La JCE, en estos momentos, cómo dice dicho popular, está pasando por encima del filo de una navaja, incluso hay un sector de la sociedad que está recaudando firmas para pedirle que renuncie, las elecciones del 2020 no deben dejar espacio para las dudas, de que serán confiables y transparente, porque de ocurrir lo del 6 de octubre el país caerá en un estado de ingobernabilidad, y creo que ningún dominicano en su sano juicio quiera vivir la experiencia de Venezuela o lo que está lamentablemente atravesando la República de Bolivia, por la ambición de poder de algunos de su gobernantes de querer perpetuarse en el poder más haya de lo debido, cómo dicen algunos politólogos dominicanos y del exterior.

Por Isvelio Delgadillo..

Comments are closed.