Sentencia TSE.

1
59

En la última semana el país ha vivido un estado de incertidumbre con respecto que sí el Dr. Leonel Fernández podría ser objetado por la Junta Central Electoral cómo Candidato a la presidencia de la república por las diferentes fuerzas políticas que han decidido apoyarlo para las elecciones del 2020, cómo ha expresado el PTD, quien se ha fucionado con La Fuerza del Pueblo, PRSC,BIS, entre otros que tienen alianza, tanto a nivel congresual cómo municipal con LFP.

Después de la sentencia del TSE en la que dice que él Dr. Fernández no hay nada que le impida ir cómo candidato a la presidencia de la República en la elecciones del 2020, la Junta Central Electoral, sólo le quedo la opción de aceptar la inscripción del Dr. Fernández cómo candidato para las elecciones del 16 de mayo del año que viene por una coalición de Partido Políticos, dónde ya fue proclamado.

Se abre una nueva etapa, después de haber rebasado muchos obstáculos, por fín el camino está despejado, las aguas han vuelto a su cause, el gran reto de la Fuerzas del Pueblo y sus aliados es trabajar incansablemente en el seno de la sociedad, para darle a los dominicanos y dominicanas la oportunidad de volver a ver el progreso con el Dr. Fernández dirigiendo los destino del país

Suceda lo que suceda en las elecciones del 2020, desde ya se visualiza que habrá una recomposición de fuerzas en la vida política dominicana, una nueva visión se expresa en la camara de Diputados, lo que antes de la renuncia del PLD por parte del Dr. Fernández lo que ocurría en ese poder del Estado era cómo una especie de sello gomigrafo que él Presidente Medina lo usaba a su antojo.

Siendo la mayoria el Bloque opositor en la Cámara de Diputados, es oportuno aprovechar la ocasión, no para serrarle el paso a todos los proyectos que vienen del ejecutivo, sino tener la solución para que los proyectos que se aprueben en ese estamento, en la altas cortes no tengan que ser mutilados porque es evidente que fueron aprobados sin ni siquiera leerlos, entrando en contradicción con la Constitución, cómo es el caso de la ley 33- 18 que regula los Partidos Políticos, Movimientos y Asociaciones, donde tanto el TC., cómo TSE, han tenido que anular algunos artículos de dicha ley, además exigirle al ejecutivo que la inversión en el gasto público sea de mayor calidad.

Por Isvelio Delgadillo

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here