VOTO PREFERENCIAL, AVANCE DE NUESTRA DEMOCRACIA, UNA CONQUISTA DEL PUEBLO

0
1105

En los diferentes medios informativos de nuestra Rep. Dom. se presenta a cada momento las diversas posiciones que asumen los altos dirigentes políticos de los diferentes partidos de los cuales ell@s se consideran dueños por el simple hecho de dirigirlos. En esta ocasión se debaten las opiniones con respecto al destino del Voto Preferencial en las elecciones venideras, que tendrán efecto en el año 2016.

Sobre ese tema, se han pronunciado algún@s a favor del sistema eleccionario antes mencionado, mientras que otr@s muy en contra. Quienes lo hacen en contra opinan que esta modalidad de eleccionaria representa atraso y complicaciones al proceso electivo, dicen ell@s, en virtud de que dicho sistema conlleva una serie de conflicto a la hora de contar y asignarle los votos al candidat@ que le corresponda en el mismo colegio en donde han sido contabilizados dichos votos, también expresan que representa una serie de conflicto entre l@s candidat@s que tercian las candidaturas del momento, primeramente dentro del partido, o sea con l@s compañer@s que comparten voletas y después con los del los otros partidos políticos (estos casos en las candidaturas a Dipuitad@s y espero que para el 2016 la de los Regidor@s). Además han sido capaces de alegar que con el sistema preferencial de votos las candidaturas no lucen ser de los partidos, sino de los candidatos que las ostentan.

A pesar de la situaciones antes mencionadas entre otras que pudieran usar como motivación, confusión y engaño los altos dirigente políticos que abogan por el sistema tradicional que consiste en colocar a l@s candidatos en un orden numérico y en ese mismo orden irían surgiendo como ganadores sin importar el grado de aceptación o rechazo en la población votante, si lo colocan en el número uno, será el primer Diputado en ganar de ese partido y así sucesivamente con los demás candidatos. De igual manera es y sería el caso de los Regidor@s.

Soy de opinión que el sistema tradicional de elecciones más que un atraso para el sistema político es un abuso despiadado y muy mal intencionado para la sociedad, ya que el mismo tan solo representa ventaja para los altos dirigentes de los partidos políticos, que siempre se han creído l@s dueñ@s de los mismos, por el simple hecho de poder colocar al candidato de su preferencia en el número que le plazca y así garantizar que l@s mism@s saldrán ganadores de la contienda electoral sin importar el arraigo político y el apoyo colectivo de l@s mism@s en su pueblo que supuestamente l@s eligió. Dejando un alto margen de frustración y descontento en la población al enterarse que el candidato de

menor atracción popular resultó ganador a costa de que los más populares sacrificaran su tiempo, trabajo e inversión y resultasen derrotados.

El sistema de votos preferencial nos permite poder votar por nuestro partido en las candidaturas y más que eso, poder elegir el candidat@ que verdaderamente deseamos que nos represente desde el Congreso o desde el Cabildo municipal, este moderno y correcto sistema, eliminaría el tradicional negocio que siempre ha existido entre los que se tercian el escenario político del momento y el alto dirigente del partido que le postule, para que el segundo pague una alta cantidad de dinero al primero a fin de que este le coloque en una posición ganadora en la boleta, como también el alto dirigente del partido pudiera colocarle por el simple hecho de ser un@ de los suy@s en la intención de buscar o mantener el poder dirigencial o a lo interno de su partido. Más por el contrario le da al pueblo (que es la parte más importante en cada proceso) la oportunidad de bien elegir al partido de su preferencia y más que eso votar por el candidato que desee entre los que postula dicho partido.

Es tiempo y considero bien preciso el hecho de que empecemos a pensar en la sociedad, antes que en los partidos, que aprendamos por fin que los partidos son una célula de la sociedad misma que tiene que trabajar únicamente para alcanzar los objetivos propuesto por esta de una manera sistematizada, activa, dedicada, inspirada en sus sueños y sobre todo comprometida a solucionar todos y cada unos de los problemas de la misma según el orden prioritario en sus demandas. No que sigamos pensando en que los partidos son un cáncer que aunque nace en el mismo cuerpo llamado sociedad surge para debilitarla, para enfermarla, para destruirla. NO, los partidos son una herramienta política, pero a la vez un instrumento social que deberían trabajar para devolverle en buenos servicios y soluciones al pueblo el apoyo que el mismo le dio con sus votos.

No pretendamos seguir engañando al pueblo, debemos apoyar el desarrollo real, efectivo y sustancial del mismo, y el sistema de Voto Preferencial le da al pueblo la opción de votar por su partido y a la vez elegir el candidato que considere mejor (reitero) para que no sentirnos engañados, ni conducidos como vacas a aceptar como nuestro representante a quien verdaderamente no deseamos. En tal virtud soy de opinión que en vez de retornar al sistema anterior (por orden numérico de lista) deberíamos aplicarlo no tan solo a l@s candidatos a Diputad@s, sino también a l@s candidat@s a Regidor@s, para que así desde el Cabildo Municipal estén l@s mejores hombres y mujeres de acuerdo al criterio y deseo de l@s votantes.

Por: Licdo. Leonardo De Oleo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here