El 80% de la población mundial padece problemas de seguridad hídrica

0
1080

Al menos el 80% de la población mundial no cuenta con seguridad hídrica, debido a que dispone de una cantidad de agua insuficiente para cubrir sus necesidades y padece problemas por la creciente contaminación, advirtió hoy una especialista en Ciudad de México.

La doctora Blanca Elena Jiménez, directora de la división de ciencias del agua y secretaria del International Hydrological Programme de Unesco, señaló que en muchos países en vías de desarrollo el suministro del recurso “apenas alcanza los 130 litros por persona”.

En tanto, cerca de 1.000 millones de personas tienen un acceso limitado al agua potable, otros 2,500 millones no cuentan con un plan de saneamiento seguro y quienes sí lo tienen, en la práctica sólo pueden considerar un 60% como confiable.

Jiménez citó el último reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), según el cual lo anterior obedece al alto crecimiento de las ciudades, que alienta una demanda irracional del vital líquido, por lo que llamó a buscar otro modelo urbano.

La especialista impartió la videoconferencia magistral “Seguridad hídrica. Gestión del agua potable y de las aguas residuales en el contexto del cambio climático”, durante el foro “Problemas Metropolitanos: acciones para su atención”, organizado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La también ingeniera ambiental explicó que desde la Organización de Naciones Unidas se ha puesto en marcha el Programa Hidrológico Internacional (PHI) para una mejor gestión de aguas potable y residual, en colaboración con más de 3.000 expertos de los países miembros.

Señaló que “el cambio climático está afectando la disponibilidad, aunque no existe un análisis detallado de cómo” y que la captación y distribución se están realizando en todas las regiones, “pero no existe un registro de la calidad con la que se está suministrando a los hogares”.

Dijo que hasta ahora se han identificado factores que empeoran el escenario, como las altas temperaturas de los bosques o el aumento de patógenos en aguas subterráneas causantes de enfermedades diarreicas o fluorosis, esta última muy común en India.

Jiménez Cisneros refirió que “el efecto del cambio climático es imposible de medir porque el costo del monitoreo es muy elevado y se requiere de personal altamente especializado, debido a lo cual ni siquiera los países más desarrollados cuentan con información sobre todos los contaminantes”.

Explicó que los mecanismos para aminorar la situación incluyen el mapeo de la distribución, conocer la cantidad exacta del recurso con que se cuenta y, sobre todo, impulsar un manejo conjunto de almacenamiento, de la mano de autoridades federales, municipales y organismos involucrados.

Además “debemos diversificar las fuentes y adaptar la calidad, dependiendo si es para beber, uso sanitario o de limpieza, así como aplicar métodos de saneamiento de bajo costo o recurrir a la nanotecnología, considerada como una opción viable”, mencionó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here