DESILUSIONES RECIENTES

0
230

Locales cerrados: ahí estaba La Gran Vía, ahí estaba Pizzarelli, ahí Joyería Prota, la referencia era a mis  bellas de lugares comerciales icónicos de mi generación que hoy son locales polvorientos cerrados algunos sino abiertos como comercios de baja ralea.

Para incrementar mi desilusión me atreví a sentarme en un banco, ahí fue peor. Entre tatuadores, seudo masajistas, proxenetas, homosexuales y maniaticos se me revolvió el corazón al ver la degradación manifestada a manos llenas.

En eso ha caído la calle El Conde, en un tugurio de un kilómetro, distante de la que era otrora pasión de los capitaleños.

Para amargar con retama la tarde sabatina calurosa y hacer desaparecer definitivamente en mi cualquier deseo de repetir la visita, la AMET me remolca el vehículo.

Conservaré en mi memoria larga los buenos ratos vividos con mis amigos y familiares en El Conde, no los someteré al ballotage de la actualidad, Dios me libre de ensuciarlos !!!

Por Luis De la Cruz Noboa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here