El ‘fronteo’, ostentación urbana

0
157

A raíz de la fama y el dinero que se cosecha en la música urbana, trajo consigo una práctica que se ha convertido en el ingrediente principal de aquellos exponentes que ganan a pulso un espacio en la industria: “El fronteo”, factor que se ha convertido en una tradición que va de generación en generación.

En el movimiento urbano local es evidente que unos cuantos exponentes amasan hoy en día una creciente fortuna (por lo que se ve) tras superar la pobreza que los arropaba en los barrios marginados de la capital cuando daban sus primeros pasos en la música, superación que para estos se convierte en orgullo cuando muestran a sus rivales y el público los logros materialistas.

Para nadie es un secreto que El Lápiz Conciente es “el papá” del alarde ya que desde sus inicios cuando firmó con “Top Dollar Entertaiment” vivía mostrándole a sus compañeros prenda, dinero y lujos, como para echarle “vaina” al tiempo que se sentía el rey supremo del movimiento porque en ese entonces no había quien le hiciera competencia en eso de “el que tiene más”.

Hace menos de una década tener prendas chapadas en oro y paquetes de dinero en pesos dominicanos era la tendencia. Ahora los artistas prefieren “perriar” con lujosos vehículos, manillas de dólares, casas, apartamentos y prendas de oro macizo forrado en diamantes. Pero la pregunta siempre será: ¿Los urbanos hacen esto por gusto, por comodidad, por necesidad o simplemente para que sus compañeros y el público vean que tienen dinero?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here