PANORAMAPAÍS Recursos para vacunas en el país son insuficientes

0
112
Pese a un aumento presupuestario, los fondos para el Programa Ampliado de Inmunización no alcanzan

Tras el revuelo originado por un caso de difteria importado, los dominicanos han vuelto sus ojos hacia los puestos de vacunación incrementando la demanda de biológicos para la prevención de esta y otras enfermedades transmisibles.

Sin embargo, el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), adscrito al Ministerio de Salud Pública y encargado de garantizar el acceso a vacunación de la población, no cuenta con los suficientes recursos para acometer una tarea tan importante para la prevención de patologías que inciden en la morbimortalidad infantil como son la tuberculosis, el polio, el neumococo, sarampión, rotavirus, entre otras.

Pese a que este año el ente recibió un aumento presupuestal de más de un 90.6%, pasando de RD$553.97 millones en 2017 a RD$ 1,054.5 millones en 2018, la cifra no alcanza para cubrir a toda la población meta del programa, que son niños menores de un año, niños de 1 a 4 años, mujeres en edad fértil y en estado de embarazo, envejecientes de más de 65 años, migrantes, trabajadores de la salud, de la construcción y agrícola y viajeros a zonas endémicas de fiebre amarilla, que suman alrededor de 4 millones 794 mil 113 personas, según estimaciones del PAI.

Sin embargo, el monto destinado a este programa es inferior a lo que destinaron seis instituciones del Gobierno en publicidad y propaganda en el año 2017, que según el informe “Se buscan recursos para garantizar derechos” de la organización internacional Oxfam, sumaron RD$3,373.5 millones.

De ese monto, el 45% se le asignó al Ministerio de Turismo con RD$1,512 millones, seguido por el Ministerio de la Presidencia con RD$745.9 millones y el Ministerio de Educación con 407.6 millones.

También recibirá más recursos que el PAI, la Liga Municipal Dominicana, que este año tiene prevista una partida de RD$1,864 millones 312 mil 374 y es una de las 77 entidades sobrantes en la administración pública, según Oxfam, que la considera “una entidad que no ejerce funciones sustantivas de asesoría ni fiscalización de ayuntamientos con algún valor agregado más allá del que ya ejercen otras instituciones del Estado de manera más efectiva”.

Reducen tres vacunas por recursos

El Presupuesto Plurianual Orientado a Resultados al PAI, plasmado en el Presupuesto Físico, Tomo III anexo al Proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para el año 2018, detalla que hubo que reducir en un 34% los requerimientos para la adquisición de la vacuna del Neumococo Conjugado Pediátrico-13 Valente7, útil en la prevención de la enfermedad invasiva por el Strepeptococcus pneumoniae, que puede causar infecciones graves en los pulmones (neumonía), de la sangre (sepsis) y de las membranas que recubren el cerebro (meningitis) y que incrementa la morbimortalidad en menores de cinco años y envejecientes mayores de 65 años.

“Existen evidencias de que la protección de los niños y niñas menores de cinco años de manera oportuna y con calidad, antes de que cumplan los 23 meses, impactan sobre la neumonía del adulto mayor”, indica el propio documento.

Aunque la meta era vacunar a un total de 574,914 niños que demandarían 804,930 dosis de vacunas contra esta enfermedad, los requerimientos para su adquisición se limitaron en un 26%, en relación a las necesidades calculadas, bajando a 595,760 unidades, y ajustando la población beneficiaria a 377,621 niños, que implica una reducción de un 34%.

En los centros de vacunación privados una sola dosis de la vacuna del neumococo tiene un costo de RD$5,500 y no está cubierta en el Plan Básico de Salud.

Rotavirus y VPH

Lo mismo ocurrió con la vacuna de Rotavirus Líquida, que protege contra la diarrea grave del lactante (menor de 2 años) y se le aplica a los menores de un año a los 2 y los 4 meses de nacido, la cual se redujo en un 10% del total de dosis proyectadas.

La meta era vacunar una población de 191,686 niños y niñas que demandarían 402,541 dosis de la vacuna, pero al final los recursos solo alcanzan para aplicar 362,287 dosis a una población ajustada de 172,517 de infantes.

También se redujo en un 7.6% el número de vacunas contra el Virus del Papiloma Humano (HPV) Bivalente introducida en el esquema básico de vacunación en el año 2016 a niñas de 9 años.

Para hacer frente estas brechas, la entidad pretende continuar con alianzas estratégicas con el Ministerio de Educación para cumplir con lo establecido en la resolución No. 000023 del 12 de agosto 2016 sobre la vacuna del virus del papiloma y explorar otros mecanismos de financiamiento, incluyendo la cooperación externa.

“En este contexto, la estrategia general adoptada será cubrir dicha brecha mediante reasignación de recursos que se logren durante la ejecución del presupuesto y obtención de cooperación externa”, dice el documento.

Ni un solo caso de polio en 25 años

Pese a los escasos recursos, el país no presenta desde hace 25 años ningún caso de polio y logró en el año 2016 obtener la certificación de sostenibilidad de la eliminación del sarampión, la rubeola y el síndrome de rubeola congénita, con un logro de cobertura de vacunación por encima del 95%. Se mantuvo el control del tétanos neonatal, de la tosferina y la difteria, relacionándose los casos probables identificados a características migratorias.

Sin embargo, existe una cobertura inferior al 80% en la vacunación Pentavalente que supone la combinación de cinco vacunas en una contra la difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B y Haemophillus influenzae tipo b (bacteria que causa meningitis, neumonía y otitis) en 27 municipios.

Esta vacuna se introdujo al esquema nacional de vacunación en el año 2001, gracias a un acuerdo entre el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Gobierno del Japón.

Según un estudio de impacto de la vacuna en el año 1999, fueron registrados 414 casos de meningitis bacterianas, siendo más de la mitad ocasionadas por la bacteria Hib. Un 90% de los afectados eran menores de dos años con un promedio de mortalidad de 34% y provocando a los sobrevivientes sordera y parálisis.

Abogan por una Ley de Vacunas

Expertos han planteado la necesidad de una Ley de Vacunas que garantice la sostenibilidad económica del programa de inmunización, lo cual repercutiría en la reducción de muertes por enfermedades prevenibles y en ahorros para el sistema de salud. La representante de la Organización Panamericana de Salud (OPS) en el país, Alma Morales, considera que con la legislación el país blindaría el derecho de acceso a las vacunas y podría elevar la cobertura por encima del 95%. Mientras, el presidente de la Sociedad Dominicana de Pediatría, Edgar Allan Vargas, reconoce los avances del país en materia de inmunización pero resalta el problema de la sostenibilidad. “A la fecha tenemos una cantera de vacunas, en la que solo nos faltarían la de varicela y hepatitis A. El problema está en la sostenibilidad”, dijoVargas, tras apelar por una Ley de Vacunas que contemple recursos específicos para la compra de biológicos.

Prevención
Mediante la vacunación se pueden prevenir más de 26 enfermedades infecciosas según la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

Sostenibilidad
La vacuna del neumococo escasea frecuentemente en los puestos públicos, la cual tiene un costo de RD$5,500 en el sector privado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here