El ojo seco: de las condiciones oftalmológicas más comunes

0
147

Usted está frente al monitor del computador. Al final del día tiene ardor e irritación y posiblemente su vista sea algo borrosa. Al igual que usted, cada día millones de personas experimentan síntomas de ojo seco, un término médico para describir su falta de humedad.

Cuando no se recibe el tratamiento adecuado, esta condición pueden alterar y tener un efecto negativo sobre la calidad de vida de los pacientes. Las lágrimas mantienen la salud de la superficie frontal de los ojos y ayudan a proporcionar una visión clara. Esta condición se puede desarrollar por diversas razones y factores de riesgo, entre ellos:

* Edad: como parte natural del envejecimiento, la mayoría de las personas de 65 años y más experimentan síntomas de ojo seco.

* Género: las mujeres tienen una mayor probabilidad de desarrollar ojo seco debido a cambios hormonales, el uso de anticonceptivos orales y la menopausia.

* Condiciones ambientales: Exposición al humo, viento y climas secos, o no parpadear de manera regular (por ejemplo, al trabajar con una computadora por períodos prolongados).

* Mala calidad de las lágrimas: problemas dentro de las tres capas de película lagrimal (oleosa, acuosa, mucosa).

* Disminución de la producción de lágrimas: la incapacidad de producir suficientes lágrimas.

* Medicamentos: ciertos medicamentos pueden reducir la cantidad de lágrimas producidas: antihistamínicos, descongestionantes, medicamentos para la presión arterial y antidepresivos.

* Condiciones médicas: artritis reumatoide, diabetes y problemas tiroideos pueden causar mayor riesgo de ojo seco. Adicionalmente, después de algunos procedimiento como el LASIK (cirugía refractiva para la corrección de hipermetropía miopía y/o astigmatismo) más del 95% de los pacientes experimentan síntomas de ojo seco. En estos casos también se recomienda acompañar el tratamiento preoperatorio con lágrimas artificiales.

“El ojo seco puede transformarse en una enfermedad crónica, pero su oftalmólogo puede prescribirle un tratamiento sencillo para mejorar el volumen y/o calidad de las lágrimas, tratar la inflamación del ojo y de esta manera, mantener su vista saludable y prevenir mayores problemas de visión”, revela la directora del Área Terapéutica Oftalmológica para Novartis en Centroamérica y el Caribe, Ainhoa Bacaicoa. Agrega que la mayoría de pacientes utiliza colirios que alivian algunos síntomas, pero que no la tratan, por lo que continuarán presentando problemas. De ahí su llamado a visitar a su oftalmólogo de confianza. Estos son algunos síntomas:

* Sensación de escozor, ardor o rasguños en los ojos

* Mucosidad espesa en los ojos o alrededor de ellos

* Sensibilidad a la luz

* Enrojecimiento

* Sensación de tener algo en ellos ojos

* Dificultad para usar lentes de contacto

* Problemas para manejar en la noche

* Excesivo lagrimeo

* Visión borrosa u ojos cansados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here